Menu


Viajar a La Asunción

Enclavada frente al Mar, en la isla de Margarita, el Mar de la Virgen del Valle Bonita, se encuentra una hermosa e histórica ciudad, como ninguna en otra parte de Venezuela, es La Asunción, capital del Estado Insular de Nueva Esparta, al oriente del país sudamericano. Destino turístico por excelencia no solo para los venezolanos, sino también para los extranjeros que acuden a pasar sus vacaciones, en esta paradisiaca isla de bellas playas con arenas blancas y aguas transparentes, oleajes tranquilos, pero además, con ciudades que reflejan un pasado aguerrido y con vestigios de una historia sin igual, especialmente La Asunción, la Capital de los castillos.

La Asunción, Isla de Margarita

La Asunción, Isla de Margarita

Historia

Fundada en 1562, por don Pedro Gonzales Cervantes de Albornoz, llevó primeramente el nombre de “Villa del espíritu Santo”, luego fue bautizada como “Valle de Santa Lucia” y “La Margarita”, pero luego adquirió su nombre actual. Era una ubicación muy importancia para el imperio colonial español de aquellos tiempos, su ubicación le permitía servir como puerto de desembarque de provisiones militares, como bastión de lucha. Luego fue atacada por piratas y corsarios en busca de todas las riquezas que en ella guardaban los españoles.

Lugares de interés

Los castillos históricos de la capital neoespartana, son hoy en día los sitios turísticos más visitados de la isla, uno de ellos es el Castillo de Santa Rosa o Fuerte de Santa Rosa de la Eminencia, construido en el siglo XVI, lugar donde fue apresada la heroína venezolana Luisa Cáceres de Arismendi, estando embarazada. La Basílica de la Virgen del Valle, Ubicada en el Valle del Espíritu Santo, una hondonada en el corazón de la isla, de gran riqueza arquitectónica y tradición, el cerro de Matasiete, un monumento natural de envergadura, parque natural que engalana la ciudad desde el horizonte, el Palacio Municipal, la Galería de tiendas artesanales, el Parque ecológico Laberinto Tropical y por supuesto, sus pintorescas calles llenas de fachadas coloniales y bellas casas cargadas de historia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *